Préstamo, Leasing o Renting. Analizamos los diferentes tipos de financiación.


Publicado el jueves, mayo 1, 2014

Préstamo, leasing o renting

Cuando un empresario necesita realizar una inversión le toca analizar qué tipo de Financiación elegir.

El objetivo es que el coste total de la inversión sea el menor posible.

Analizamos los diferentes tipos de financiación:

Préstamo

La entidad financiera da una cantidad de dinero para la compra del bien y la empresa se compromete a la devolución de la cantidad prestada en un periodo de tiempo mediante el pago de cuotas periódicas.

Por ello, el banco te cobra un tipo de interés, lo cual es el coste que tienes que añadir al precio del bien, para conocer el coste real de la inversión a realizar.

Leasing

La empresa disfruta del bien pagando unas cuotas mensuales con la opción de comprarlo.

El bien es de la compañía Financiera hasta la última cuota, momento en el que la empresa decide si paga o no esa última cuota, adquiriendo o no la posesión del bien.

Los gastos de utilización del bien corren por cuenta de la empresa.

Su principal ventaja es la Fiscal, la cuota de amortización es un gasto tributario.

Renting

Es un alquiler a largo plazo de bienes.

El contrato de Renting, a cambio de una cuota mensual, da derecho al uso y disfrute del bien durante el plazo establecido, además de incluir una serie de servicios que, en el caso de vehículos, son: seguro a todo riesgo, mantenimiento y reparaciones, cambio de ruedas, pago de impuestos, vehículos de sustitución, etc.

Fiscalmente, las cuotas que pagas son gasto.

Como inconveniente está en que habitualmente las compañías de renting ponen límites en el uso del bien para aceptar el todo incluido. Si sobrepasas ese límite, tendrás que pagar un sobrecoste.

Recomendaciones

La empresa debe de hacer números revisando los cuadros de amortización de las diferentes opciones de financiación para saber cuánto tendrá que pagar durante el, y pueda comparar el coste total del bien al final del contrato del Préstamo, Renting o Leasing.

Si la empresa no quieres correr riesgos ni adquirir el bien deberá decantarse por un Renting ya que conoce de antemano el coste máximo de esa operación.


Más noticias


Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro boletin de noticias y no te pierdas la actualidad mensual de ADE Asesores y novedades del sector.

captcha

×